A menudo tenemos dudas sobre cómo maquillar nuestros ojos o nuestros labios, sin embargo somos conscientes de que unos nos sientan mejor que otros, aún que no sepamos el por qué .

Los colores nos afecta psicológicamente y físicamente.

Teniendo en cuenta la parte psicológica: seleccionar uno u otro dice mucho de cómo nos sentimos, como es nuestra personalidad e incluso la apariencia o percepción que reciben las personas de nosotros mismos.

La parte física: se refiere a de qué manera afectan los colores directamente a nuestros rostro, enfatizando nuestras facciones, corrigiendo defectos, o por el contrario aumentándolos.

El mundo del color es mucho más amplio de lo que pueda parecer a primera vista, pero a grandes rasgos podemos agrupar una serie de reglas y consejos genéricos que nos ayudan a decidirnos en tan complicada tarea:

 

SELECCIÓN DEL MAQUILLAJE DE OJOS:

– OJO FRÍOS: son aquellos azules, grisáceos, verdes azulados (similares al turquesa). Enfatiza tus ojos maquillándolos en tonos cercanos a tu iris (armonía, pero nunca del mismo color exacto. Escoge azules oscuros y grises oscuros para los delineados; rosas, azules en toda la gama, turquesas, violetas y grises para los sombreados.

Otra manera de enfatizarlos sería usando el color complementario, utiliza tonos anaranjados manteniendo el delineado del mismo color que la armonía.

– OJOS CÁLIDOS: toda la gama de verde musgo y oliva, castaños con toques miel, etc. Para el delineado escoge verde oscuro o marrón oscuro, y para las sombras tonos vainilla dorados, verde musgo u oliva, cobrizos naranjas o rosa salmón.

El complementario para los ojos cálidos sería usar tonos magenta o granates, manteniendo el delineado en el mismo tono que la armonía.

– OJOS NEUTROS: son los negros y marrones. Si tus ojos son neutros, ¡estás de suerte!, podrás utilizar todo tipo de colores.

 

SELECCIÓN DEL COLOR DE LABIOS:

El color de labios debe ir a juego con el colorete y el esmalte de uñas.

Si hemos escogido una armonía fría para maquillar nuestros ojos, debemos optar por algún tipo de barra también fría: rosa, frambuesa o granate.

Si hemos escogido un tono cálido, lo combinaremos con un rojo sangre, coral, rosa salmón o melocotón.

¿QUÉ COLORES DEBEMOS EVITAR?

A veces es más importante saber qué colores debemos evitar, que los que más nos favorecen, ya que sin darnos cuenta, podemos estar potenciando algún rasgos negativo nuestro.

  •  Si tus dientes tienen una coloración amarillenta  y usas una barra cálida potenciarás este color, así que opta por uno ligeramente más frío.
  • si tú tez es demasiado pálida evita tonos oscuros y fríos como los granates, berenjenas o morados ya que te empalidecerán mucho más.
  • Si eres de las que van habitualmente a la piscina o pasas muchas horas delante del ordenador y tu esclerótica está continuamente irritada evita los verdes, granates y magenta. Sin embargo si tu problema es que la esclerótica tiene un color amarillento evita los violáceos, dorados y amarillos.
  • Si tienes mucha ojera marrón, evita tonos castaños.
  • En caso de que tu piel es excesivamente amarilla una vez más evita los violetas y colores cercanos o que contengan amarillo.
  • Si padeces rosácea, cuperosis o cualquier otra enfermedad que habitualmente te dé una coloración rojiza al rostro, evita las barras de labios rojas, colorete rojizo o cualquiera de la gama, así como las sombras de ojos de color verde.

 

CÓMO NOS VEN LOS DEMÁS SEGÚN EL COLOR QUE USAMOS:

– Cuando usamos colores cálidos , nuestro semblante adquiere un toque más maduro y serio, ideal para entrevistas de trabajo.

– Cuando usamos colores fríos conseguimos rejuvenecer y obtener un acabado más relajado. Ideal si te casas a una edad no muy temprana y para tu día a día.

  • ASÍ NOS VEN SEGÚN EL COLOR DE NUESTRA BARRA DE LABIOS:

El labio con color intenso, es lo que llamamos en Asesoría de Imagen, “un captador de atención”, logramos desviar la atención de las miradas, justamente a esta zona de la cara, por dos motivos: 1. por estar en movimiento (sucede siempre) y 2. por tener un color llamativo. Pero lo que tal vez no nos paramos a pensar, es que además de hacernos visibles, las personas de modo inconsciente (influyendo más en las que no nos conocen o no en exceso), se crean una idea sobre nosotras mismas:

El rojo seduce, el frambuesa nos dan un toque saludable y de bienestar, el fucsia o magenta nos hacen parecer divertidas, femeninas y jóvenes. El granate nos convierte en personas seguras y con gran autoestima, con un berenjena nadie nos rebatirá nada, parecemos mujeres de gran carácter y decisión, el morado nos da autorizad y resultaremos frías  e inalcanzables. Con el coral sucede lo contrario, nos aporta confianza y cercanía. El marrón da seriedad y formalidad, y el nude con más o menos color, sencillez.

Hasta aquí nuestro post de esta semana!. Esperamos que te haya sido de gran ayuda.

Si deseas ponerte en contacto con nuestra experta en belleza llámanos al 886-134-104, o mándanos un whatsApp o nota de voz al 698-188-400, si lo prefieres también puedes escribirnos a info@artandcare.es  o dejar tu mensaje a continuación.

 

 

Más información sobre nuestros servicios, productos o formación en Art&Care Beauty Lab Tel. 886 134 104 | 698 188 400