El que más o el que menos, ya hemos pasado por la playa, en lo que va de temporada. Pero lo que tod@s deseamos, es que llegue ese momento, en el que dejamos de “funcionar de reflector humano”, y que esos maravillosos rayitos, ¡se conviertan en oro sobre nuestra piel!.

El bronceado además de ayudarnos a mejorar nuestra apariencia física, fortalece los huesos y ayuda a prevenir algunas enfermedades. Vamos a darte algunos consejos para conseguir ese color tan envidiado:

1. Prepara tu piel 15 días antes de exponerla al sol. Lo más importante es que este sana, y para ello, es esencial una buena alimentación.

Debemos dejar atrás la comida rápida y precocinada,  que lo único que consigue es que nuestra piel este tersa y no hidratada.Debemos basar nuestra sobre todo en fruta, verdura y cereales. Debemos ingerir alimentos que contengan caroteno (tomate y zanahoria) y alfacaroteno (maíz, brócoli, kiwi) para mejorar la pigmentación de la piel, y  evitar que los rayos UV causen algún daño. Además, los alimentos ricos en vitamina E y B (pescado y legumbres) evitan la deshidratación, la descamación de la epidermis, y prolongan el bronceado. No olvides que debemos beber mucho líquido durante todo el día, sobre todo agua. Los smoothies o  infusiones son otra buen opción.

2. Un extra para preparar la piel sería aplicar prebronceadores para activar la melanina y evitar las quemaduras.
3. La previa exfoliación también es muy importante, eliminaremos las células muertas y renovaremos la epidermis. Trata de aplicarlo con un paño tibio realizando movimientos circulares por todo el cuerpo. Enjuaga con agua tibia. Podemos comprarlo, o realizar uno casero con azúcar, limón y miel. Si estás en la playa aprovecha la arena que es un exfoliante natural. Una vez realizado no podemos olvidarnos de la hidratación, esta debe ser diaria, y es tan importante como dormir o comer, así que escoge la crema que más se adapte a tu piel y extiéndela formando círculos hasta que se absorba por completo.

4. Uno de los secretos más conocidos para tener una piel perfecta es dormir unas 8 horas diarias, es necesario este tiempo para regenerar los tejidos . Es muy conocido, pero pocas personas actualmente lo cumplen. Así que propóntelo y ¡notarás el cambio!.

5. A veces tomamos el sol sin protección o con aceites, para lograr un bronceado rápido, sin embargo lo que conseguimos es quemarnos. Esto acelera el envejecimiento de la dermis, que favorece la creación de manchas.  La aplicación de un filtro solar nos ayudará a prevenir la presencia de estas y a conseguir un bronceado uniforme.

6. Después de estar expuestos al sol,  una ducha de agua fresca mejorará la oxigenación de la piel. Evitaremos frotarnos con la toalla, cuando nos sequemos, para no irritarla.
Después de esto, lo mejor es utilizar una emulsión regeneradora, formulada con ingredientes naturales como almendras o aloe vera.
También existen los potenciadores del bronceado, que son aquellos que ayudan a suavizar la piel y mantenerlo durante más tiempo.

 

Esperamos que hayas tomado buena nota de todos estos consejos y que este año, no hay “rayito” ¡¡que se te resista!!. Como siempre…haznos tus dudas o aportaciones sobre el tema a continuación…¡Hasta la próxima semana!.

Más información sobre nuestros servicios, productos o formación en Art&Care Beauty Lab Tel. 886 134 104 | 698 188 400